domingo, 28 de octubre de 2007

El tiempo


Y las gotas continúan golpeando contra el cristal,
Y las hojas siguen cayendo, una a una,
y el reloj continúa su camino sin final,
Y la música el suyo, a la vez.
Observo el reloj y me pregunto si la vida no será como la música,
Que se ahoga en las últimas notas
Que se ahoga en una profunda agonía.
Pero el tiempo… ¡ah el tiempo!
Ese continúa su camino,
Dejando atrás las canciones,
las melodías, los llantos, la alegría...

3 comentarios:

Bohemia dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Bohemia dijo...

El tiempo con su paso incansable sigue su senda, cansándonos en el intento de darle caza.

Que bello, pero que bello texto...Me ha encantado, por lo hermoso y profundo.

Me gusta venir a tu café Bohemia...
sigue escribiendo así de bonito.

Alonso Vegas dijo...

El tiempo deja atrás las gotas, la música... el tiempo deja atrás a todo, menos a su soledad.

Me ha gustado, el incansable tiempo, gota a gota, tortura a todos nosotros, nos destruye. Pero algunas veces las palabras se quedan un rato más... No pares, tú no pares y sigue escribiendo.

Un saludo bohemio. ;)