lunes, 12 de noviembre de 2007

¿Se acordará de ti?


Las nubes se retorcían, oscuras, allá sobre nuestro mundo, la humedad empapaba mi aliento, la respiración entrecortada, el frío de la indiferencia da paso a un sentimiento mucho más triste, se pregunta una y otra vez lo mismo, los ecos de esa voz se adentran en su cabeza, un tormento inexplicable ilumina su mundo, no hay refugio, no hay guarida, pues es él mismo el que se hace esa pregunta aunque desearía mas que nada olvidarla. Y como siempre siguen las lágrimas, gotas de agua salitre reflejo cristalino de un sentimiento mucho menos vano, mucho menos superficial de lo que pudiese parecer. La pregunta se retuerce alrededor de su cuello, le asfixia, un nudo en el estómago le recuerda el permanente deseo…la luz cálida es de nuevo un recuerdo palpitante, pero la oscuridad lo abruma aún más si cabe. Siente la pregunta constantemente dentro de su cabeza y ese duende malévolo no hace más que repetirla:

¿se acordará de ti?

4 comentarios:

Florie dijo...

ole, esto lo podías haber escrito para el DELF

wannea dijo...

yo lo tengo claro: de mi no

Bohemia dijo...

La memoria es caprichosa...
Escribes muy bonito, de veras...
Un beso

wannea dijo...

oye por cierto, una duda, por qué korikoko?? xD