viernes, 7 de diciembre de 2007

Te estaba esperando

El vaho salía de mi boca para disiparse en el ambiente nocturno, caminaba solo, sin rumbo, con las manos metidas en los bolsillos escuchando alguna melodía lejana que se escapa a través de alguna ventana medio abierta, o desde alguno de esos locales nocturnos para gente trastornada. Doblo la esquina y un cartel un tanto soso llama mi atención, no sé si por lo simple del color o por lo singular del nombre “café bohemia”, justo lo que buscaba en medio de la fría noche materializado en forma de cafetería, ¿será que Dios existe? Si, debió de ser algún extraño ser capaz de hurgar en mis pensamientos. Empujo la puerta y me sumerjo en un universo paralelo donde el jazz es el contexto, en el que hay rostros sin nombres, conversaciones anónimas, donde el humo del tabaco no molesta, pues es parte del decorado, justo el lugar que necesitaba.. Pero tras dar cinco pasos y mirar a mí alrededor me percato de un dato importante, todos están acompañados, y lo que no sé es si ya se conocían de antes o si fue este místico entorno el que hizo que sus caminos se cruzaran para desembocar en una fluida conversación, desde luego no iba a abandonar este lugar. Y entonces, en el fondo del laberinto, un ser solitario llama mi atención, sentada en la esquina sostiene con una mano una copa con quién sabe qué tipo de bebida alcohólica, mientras que con la derecha sostiene un libro no muy grueso cuyo título venía a decir “Historias de Cronopios y de Famas”. Me acerqué a su mesa y me mantuve inmóvil observándola durante unos instantes antes de que me decidiera a sentarme a su lado, y así permanecí durante unos tres minutos, la situación fue incómoda al principio, pero con el paso del tiempo se fue relajando, hasta que respondió a mi mirada con una dulzura inimaginable “Te estaba esperando”


Entonces comenzó a sonar "Perfect" de "Fairground Attraction" y...

... todo era perfecto.

2 comentarios:

Florie dijo...

Parece que ya has descubierto una cosa, tú solo, algo que a mí me dijeron cuando tenía tu edad más o menos: para ser escritor hay que ser observador (ya, ya veo que rima :S jaja).

estoicolgado dijo...

no me lo puedo creer... xD